6 de agosto de 2013

Los Realejos promueve un proyecto pionero sobre educación afectivo sexual en la discapacidad

Se ofrecerán cursos y acciones paralelas hasta junio de 2014 con el objetivo de que se mejore la calidad de vida de este colectivo

El Ayuntamiento de Los Realejos, con la financiación de la Obra Social de la Caixa, ha promovido el proyecto ‘Construyendo sexualidadades’, dirigido a la programación de una serie de cursos e iniciativas paralelas en el municipio sobre educación afectivo sexual en la discapacidad, dirigidos a la mejora de la calidad de vida de este colectivo. El programa, que tiene prevista una duración hasta junio de 2014, se desarrollará en el Centro Polivalente de Atención a Personas con Discapacidad ubicado en la calle San Isidro.

El objetivo de este proyecto es no descuidar la dimensión afectivo sexual de un colectivo tan particular como el de los discapacitados. Se tratará de contribuir a la atención, educación y prestación de apoyo en general a su sexualidad. Las concejalías realejeras de Educación, Participación Ciudadana, Juventud, Igualdad, Mayores, Discapacidad y Transportes, dirigidas por Sandra Pérez, además del área de Bienestar Social, que comanda la concejala Noelia González, son las coordinadoras de esta iniciativa junto con la Asociación Sexualidad y Discapacidad, con su presidenta, Natalia Rubio Arribas, a la cabeza.

“El municipio de Los Realejos lleva trabajando desde 1998 para ofrecer una adecuada educación y atención a la sexualidad a diferentes sectores de la población, y ahora hacemos un esfuerzo más poniendo especial énfasis en las personas con discapacidad”, señala la concejala Sandra Pérez. Las limitaciones en el acceso por si mismas a una información veraz sobre este tema por parte del citado colectivo, genera mayores razones para atender y dar prioridad a dirigirles la educación en este sentido.

“Sin lugar a dudas, otra de las líneas políticas de este equipo de gobierno es la de ofrecer mayores y mejores iniciativas desde el ámbito social, puesto que corren tiempos en los que aquellos colectivos que por una u otra razón pudieran resultar más desfavorecidos requieren la mano tendida de su Ayuntamiento”, señala el alcalde de Los Realejos, Manuel Domínguez.

Entre los fundamentos de este proyecto se procurará atender a todas y cada una de las distintas discapacidades presentes en el municipio de Los Realejos: discapacidad Intelectual, parálisis cerebral, daño cerebral adquirido, trastornos del espectro autista, discapacidades físicas, discapacidades sensoriales (auditiva y visual), enfermedad mental, enfermedades raras o poco frecuentes, entre otras. Se tratará de ofrecer a cada una la atención y los apoyos específicos  que requieran.

Las líneas de trabajo de este proyecto pretenden llegar a todas las personas con discapacidad y en todas sus etapas evolutivas, desde la infancia a la edad adulta. La formación tendrá diferentes destinatarios, se dirigirá en un primer apartado a profesionales y voluntariado a través de cursos y seminarios; a familiares, a través de charlas; a las propias personas con discapacidad ofreciendo cursos y talleres que ayuden a conocerse, aceptarse y expresar su sexualidad adecuada y satisfactoriamente; y la convocatoria de unas jornadas y difusión publicaciones de cara a la sensibilización de la ciudadanía en general.

La presidenta de la Asociación Sexualidad y Discapacidad, Natalia Rubio, entra en estos días en contacto con los técnicos de las diferentes áreas municipales implicadas, además de las asociaciones de discapacitados del municipio para conocer las necesidades e intereses y coordinar las tareas. “Los colectivos y la administración local deben ir de la mano en un proyecto de esta magnitud y pionero en Canarias para la mejora de la calidad de vida de las personas con discapacidad”, indica la concejala de Bienestar Social, Noelia González.

A partir del mes de noviembre comenzarán las intervenciones directas con profesionales y familiares, aunque previamente se adelantarán trabajos para que la formación se ajuste lo más posible a la realidad de este sector de la población y de este municipio. A la conclusión del proyecto, se pretende que Los Realejos se convierta en ejemplo de formación y sensibilización en materia de discapacidad con el desarrollo de unas jornadas donde se compartirán y difundirán los resultados.


“Somos conscientes de que en muy pocos lugares se está atendiendo a la sexualidad de las personas con discapacidad del modo integral que se propone en este proyecto”, señala Natalia Rubio. “Hemos de insistir en que todo ello redundará en la mejora del bienestar emocional, las relaciones interpersonales, el desarrollo personal, el bienestar físico, la autodeterminación, la inclusión social y los propios derechos de este colectivo”, añade la experta.

Síguenos en: